Meditaciones sobre la Catedral

Juan de Peñalosa

Hace seis años se celebró en Cataluña la exposición Sacras Moles. Allí aparecían las Catedrales de la Región. En la página 86 de uno de los cuatro tomos del catálogo, el titulado 'Esto matará aquello", se ve con gran profusión de fotos y en una pulcra edición las Vías Sacras de las catedrales de Salamanca, Segovia, León, Astorga..

.En otro de los tomos, el titulado "Aquellas blancas catedrales", en la página 13, aparece la evolución de la planta de la Catedral de Astorga desde el año 1265 hasta 1978. A partir del año 1655 se ve en la planta la Vía Sacra uniendo Coro y Presbiterio. La Vía Sacra aparece también en los planos de los años 1710, 1755, 1772, 1851 y 1978. En el año 2000, alguien decidió suprimir por las buenas un espacio de 350 años de antigüedad.

Eso se llama ignorancia de la historia y falta de respeto hacia el pasado. ¿En nombre de qué principio?. ¿Con qué objetivo?. La supresión de este espacio ha sido una agresión arquitectónica y litúrgica que ha interrumpido un proceso de agregación artística que ha durado siglos y que se debería haber respetado desde la humildad en un momento en que no se tienen suficientemente claras las ideas.

Si hoy se llevara la planta de la Catedral de Astorga correspondiente al año 2002 ya no a Barcelona, sino a Nueva York, la Vía Sacra ya no estaría. ¿Dónde estarán los responsables del Patrimonio Artístico y Eclesiástico que han protagonizado y tolerado tamaño desmán?. Probablemente en Nueva York. El problema radica en que en la presbiteriana Catedral de San Juan el Divino, la más grande en su estilo, no hay Vía Sacra.